viernes, 19 de enero de 2018

UNION CLUB campeón grupo serie C - 1935




(foto cedida por Paco Benavente)


1 - Benavente
2- Tijero (puede ser Lajio)
3 - xx (puede ser Toca)
4 - Mazo
5 - Hilario Garcia
6 - Cosio
7 - Huchi -
8 - xx (puede ser Pitiqui)
9 - Ricardo Martinez
10 - Lanuza
11 - Modesto Garcia



El 12 de mayo de 1935, el Unión Club se proclamó campeón del Campeonato Regional Grupo Serie C.

Los astillerenses jugaron la final contra el Tolosa, reserva del Racing de Santander, en los campos de Sport del Sardinero.

El equipo que logró el título fueron: Ricardo; Toca, Eulogio; Lombó, Huchi, Modesto; Cosio, Hilario, Mazo, Lanuza y Benavente.

En este campeonato habían participado los siguientes equipos: Tetuán, Tolosa, Rayo, Suizo F.C., Madrid, Deportivo Rio de la Pila, España de Cueto y Unión Club de Astillero.

Los partidos jugados por los del Astillero, en este campeonato, fueron:

El 21.10.1934, en Astillero, jugaron el Unión Club, contra el Suizo F.C., con el resultado de 4-1, a favor de los locales. Marcaron: Benavente, 2; Cosio, 1 y Mazo, 1.

El 28 de octubre, en Miramar, el Unión Club empato a uno, con tanto de Mazo.

El 4 de noviembre, en Astillero, partido entre el Rio de la Pila y el Unión Club, con resultado de 4 a 1, a favor de los astillerenses. Los cuatro goles los marco el mismo jugador, Mazo.

El 11 de noviembre, en Astillero, no se presentó el España de Cueto.

El 25 de noviembre, en Astillero, el Madrid F.C. y el Unión Club, venciendo estos últimos, por 2-0, marcados por Polé 1 y Modesto 1.

El 2 de diciembre, en Miramar, el Unión Club contra el Tetúan, con el resultado de 3-2, a favor de los astillerenses. Marcaron Mazo, 2 y Modesto 1.

El 9 de diciembre, en Astillero, el Tolosa contra el Unión Club. perdiendo los locales por 4-3, goles de Modesto, Cosio y Mazo, uno cada uno.

El 16 de diciembre, en los Arenales. Madrid 1 Unión Club 4. Anotaron Cosio 2, Mazo 1 y Modesto 1.

El 22 de diciembre, en Astillero, el Unión Club venció al Tetuán, por 1 a 0. Gol de Modesto.

El 24 de febrero, en los campos de Sport del Sardinero, el Tolosa contra el Unión Club, con el resultado de 1-4 a favor de los astillerenses. Goles de Furty 1, Benavente 1 y Mazo 2.

El 9 de febrero, en Miramar, Suizo F.C. 1 Unión Club 3. Marcados por Polé 1, Lanuza 1 y Mazo 1.

El 16 de febrero, en Miramar, el Deportivo Rio de la Pila y el Unión Club, con el resultado de 3 a 1, marcados por Lombo, Cosio y Mazo.

Terminado el Campeonato, proclamándose campeón del grupo el Unión Club y subcampeón el Tolosa, pasando ambos equipos a jugar las eliminatorias para jugar la final contra los campeones del otro grupo.

El 7 de abril, en Astillero, el Unión Club se enfrentó contra el Minerva de Hinojedo, con victoria de aquellos por 4-0. Marcados por Lanuza 2, Mazo 1 y Polé 1.

El 14 de abril, en Hinojedo, el partido de vuelta, el Unión Club venció por 2-1. Marcados los dos por Mazo.

La otra eliminatoria entre el Colindres y el Tolosa, habiéndose jugados los dos primeros partidos y en ambos, vencieron cada uno de ellos por el resultado de 2-1, quedando en jugar el desempate en nuevo partido.

El partido fue señalado jugar en La Penilla, pero no se presentó el Colindres.

El 12 de mayo, en el Sardinero, se jugó la final del Campeonato, entre el Tolosa y el Unión Club.

El Unión Club se proclamó campeón al vencer por cinco a uno a su rival. La victoria astillerense fue aplastante, y no dejo dudas la diferencia que existía entre ambos equipos.

El Unión Club hizo un magnifico partido y no así el Tolosa, donde se vieron superados por los unionistas.

Los astillerenses  marcaron cuatro tantos en el primer tiempo, logrados por Cosio, Lanuza, Huchi y Mazo.

En el segundo tiempo, Benavente, logró el quinto y a continuación fue el Tolosa que anotaría el del honor.

Los jugadores que jugaron este encuentro fueron: Ricardo; Toca, Eulogio; Lombó, Huchi, Garcia (M); Cosio, Garcia (H), Mazo, Lanuza y Benavente.

Otros jugadores que intervinieron en el transcurso del campeonato: Quintanilla, Furty, Polé, Hoyos y Aguero.

El 19 de mayo de 1935, se celebró el encuentro entre el Rayo Sport reforzado por algunos reservas del Racing, con el Unión Club, en homenaje a los jugadores locales, por haber obtenido tan brillantemente el título de Campeón del Grupo y de Campeón absoluto.













jueves, 11 de enero de 2018

UNION CLUB en el homenaje al racinguista JOSE ALVAREZ LOREDO 11 marzo 1934





(del libro 100 Un siglo con el Real Racing Club 1913-2013)

Racing Club de Santander con José Alvarez Loredo






El club deportivo Maliaño F.C., subcampeón de tercera de su grupo, tuvo la iniciativa digna y bien acogida, de reunir a todos los equipos de la zona Astillero-Guarnizo para proponerles la celebración de un encuentro benéfico a favor de la madre del que fué tan notable jugador como excelente persona, JOSE ALVAREZ LOREDO.

La idea fue acogida por unánime e inmediatamente se puso en "marcha" los preparativos para conseguir el objetivo.

La Directiva del Unión Club envió unas notas para ser publicadas y decía:

" Con objeto de rendir un tributo de admiración al fallecido José Loredo, jugador que fué del Racing Club de Santander, y en beneficio en obsequio de su afligida madre, se tiene acordado por los clubs Maliaño Sport, Deportivo Pontejos, Deportivo San Justo, Astillero F.C. y Unión Club de Astillero, reunidos al efecto, dar el domingo, 11 del actual, a las dos cuarenta de la tarde y a continuación a las cuatro y cuarto, dos partidos que se jugarán en los campos de Astillero, entre jugadores seleccionados de los respectivos equipos anteriormente citados.

Estos clubs se habian reunido para organizar el homenaje póstumo a la memoria del excelente jugador racinguista.

En la reunión acordaron celebrar en los campos de Astillero, el domingo, dos partidos con selecciones de los clubs mencionados; uno a las 2,45 y otro, a las 4,15 de la tarde, a beneficio de la afligida madre del inolvidable Loredo, cuya pérdida fue sentida por toda la afición deportista de Cantabria, que le consideraba como un montañés más, a quien todos querían y admiraban.

Los organizadores de este homenaje, de cariñoso y sentido recuerdo al malogrado jugador, confiaban en que tanto la afición local como la de los clubs forasteros acudirían el próximo domingo a los campos.

Reunidos en el local social del Unión Club, todos los equipos inscriptos a este homenaje, acordaron formar cuatro selecciones entre los clubs para jugar el encuentro el domingo día 11 de marzo de 1934.

Serían dos encuentros en los Campos de Sport, cedidos por el equipo unionista.

El primer partido, lo formaran los equipos de la siguiente forma:

Equipo azul-banco; Compostizo (Unión Club); Fermín( Unión Club) y Eulogio (Unión Club) ; Fernández (San Justo) , Castellanos (San Justo)  y Quintanilla; Lazcano (Pontejos) , Iñarra (Maliaño) , Giráldez (Maliaño) , Izara (Maliaño) y Manolo.

Equipo verde: Grao (Pontejos) ; Alfredo (Pontejos)  y Remigio (Pontejos); Toca (Unión Club) , Diez (Unión Club)  y Modesto (Unión Club) ; Cavia (Maliaño) , Fernández II (San Justo), Mero (San Justo) , Garcia (San Justo)  y Gómez (Maliaño).

El segundo encuentro, jugaran estos jugadores:

Equipo verde-negro: Pereda (Maliaño); Martin (Maliaño)  y Bolado (Maliaño); Terio (Pontejos) , Calderón (Pontejos)  y Luis( Pontejos) ; Pascual (San Justo) , Hilario (Unión Club) , Ojea (Unión Club) , Lanuza (Unión Club)  y Risco (San Justo) .

Equipo tricolor: Castellano (San Justo) ; Jacinto (San Justo)  y Allende (San Justo) ; Alvarez, Palazuelos (Maliaño)  y Cagigas; (Maliaño)  Cosio (Unión Club) , Emilio (Pontejos), Lazcano (Pontejos), Soler (Pontejos)  y Benavente (Unión Club).

El primer partido lo jugaron el equipo azul-blanco contra el verde-blanco, ganando éstos por tres a dos.

En el segundo encuentro, se enfrentaron el equipo verde-negro y el tricolor, ganando éste por cinco a tres.

En ambos encuentros como último tributo de amistad al malogrado Loredo, se guardó un minuto de silencio al comienzo de cada partido.

Los jugadores salieron al campo con lazos negros y el acreditado fotógrafo señor, Hojas hizo unas cuantas fotos de los cuatro equipos, para publicarlas en la Prensa. (según he podido comprobar ninguna foto se publico en esas fechas en los periódicos locales).

Los encuentros fueron arbitrados acertadamente por los señores Mata y Benavente.

José Alvarez Loredo, jugó su último partido con el Racing de Santander, el 21 de enero de 1934, contra el C.D. Español, un mes después, el 21 de febrero, murió con 27 años, al no superar las fiebres tifoideas que acabaron con su vida.

Cuatro días después, en el partido que el Racing disputó contra el Valencia F.C., el público se quedaría inmóvil y silencioso para rendirle el último adiós.

Nacido en Gijón, y perteneció al Racing de Santander, las temporadas de 1928 a 1934.











jueves, 4 de enero de 2018

UNION CLUB - Unión Montañesa 5 octubre 1924





Unión Club temporada 1924




El 5 de octubre de 1924, se jugó el encuentro entre la Unión Montañesa y el Unión Club, en los campos de Astillero.

De los encuentros del grupo de la serie A, éste era el que presentaba más inquietudes por las diferencias de ambos equipos.

Desde el primer momento los astillerenses presionaron sobre los filas unionistas con gran coraje.

Producto de este comienzo, fueron los dos primeros tantos de la tarde, anotados por el Unión Club.

Pero a partir de ello, la Unión Montañesa, comenzaron a sobreponerse y a imponerse más tarde, ejerciendo un dominio sobre sus contrarios, a base de juego rápido, fuerte, duro y hasta en muchos casos violento y peligroso, especialmente por algunos de sus atacantes.

Fue correspondido, como siempre ocurre, con la misma moneda.

De esto, se derivaron algunos ligeros incidentes y otras amonestaciones muy adecuadas y sensatas de Pepe Gacituaga, presidente del Consejo de Árbitros, a los jugadores que habían incurrido en las jugadas peligrosas.

Pero no bastó, la desobediencia se patentizó como casi siempre, desoyendo los consejos arbitrales.

El portero astillerense fue objeto de las entradas más violentas y llenas de peligro que darse pueden, y naturalmente, el árbitro intervino siempre para amonestar y señalar el peligro para los autores de las jugadas, serian expulsados de reproducirse los hechos.

Y no bastó la medida prudente y enérgica del árbitro. El juego en el ataque sobre la meta de Crespo seguía siendo de idéntico peligro que antes y se repitió una jugada, o mejor dicho una agresión, de la que fué nuevamente víctima, el guardameta Crespo, que cayó rodando.

Esto indignó a los jugadores y hubo intento de agresión por parte de los astillerense.

El árbitro hubiera precedido contra los actos vergonzosos y antideportivos, pero un espectador entró al campo de juego en actitud agresiva y amenazando al árbitro, que naturalmente se defendió, pero fué alcanzado por el agresor, resultado el árbitro lesionado en una mejilla y en la boca.

Esto, como era de esperar indignó a parte del público y éste no pudo contenerse y saltó al campo de juego, habiendo de todo.

Pepe Gacituaga dispuso la suspensión del encuentro, cuando el tanteador marcaba dos tantos a favor del Unión Club y uno a favor de la Unión Montañesa.

En el acta pendiente de aprobación ante la Federación Regional, del partido de campeonato de futbol celebrado el pasado domingo en los campos de Astillero, entre el Unión Club y la Unión Montañesa, habiendo informado ante este Comité Regional representaciones de los clubs interesados, el árbitro señor Gacituaga, el delegado federativo señor Salinas, los jugadores señores Pombo y Villar y los testigos presenciales, don Alejandro Quintana, don Manuel Díez y don Frutos Diego:

Resultando: que por el árbitro en referido partido, don Carlos José Gacituaga, se hizo constar en las observaciones del acta que entregó en esta Federación, que a los veinte minutos de juego en el segundo tiempo se vió obligado a suspender aquél porque los jugadores don Jesús Pombo y don Juan Villar, del Unión Club, y de la Unión Montañesa, respectivamente, se fueron a las manos, motivando con ello la intervención del público en el campo de juego y teniendo lugar con ocasión a estos hechos, una agresión a dicho señor Gacituaga, realizada por un espectador.

Resultando: que por el delegado de la Federación en el indicado partido don Enrique Salinas, se presentó ante este Comité Regional un informe acerca de los ocurrido, el cual confirma la certeza de todo cuanto ha manifestado el señor Gacituaga en el acta de referencia; y que practicada una información testifical entre las personas ajenas a los clubs contendientes, que presenciaron el "marcht", resulta igualmente demostrada por el testimonio de éstas, la veracidad de los hechos relatados por el señor Gacituaga.

Resultando: que según propia confesión del Unión Club, del Astillero, el espectador que agredió al árbitro señor Gacituaga, se llamaba don Emilio Vega y era socio de número de la citada entidad deportiva.

Considerando: que procede reglamentariamente conceptuar el partido como no celebrado, toda vez que solamente se jugaron veinte minutos en el segundo tiempo, en lugar de los cuarenta y cinco que determina el Reglamento de juego, por lo que procede su repetición:

Considerando; que los jugadores don Jesús Pombo y don Juan Villar, con su actitud incorrecta y antideportiva dieron motivo a la invasión del campo de juego por parte del público y a la agresión realizada contra el árbitro por el espectador don Emilio Vega, pues de haberse comportado dichos jugadores con educación deportiva, no provocando tan lamentable incidente, no hubiera tenido lugar la irritabilidad del público que, obrando bajo los impulsos de una pasión partidista, realizó los hechos posteriores.

Considerando: que toda invasión del terreno de juego por parte de los espectadores en forma violenta y desusada, constituye una grave infracción de lo estatuído para esta clase de espectáculos deportivos, siendo responsable siempre ante la Federación Regional el campo donde aquélla tenga lugar, no procediendo el castigo del Club propietario del mismo como tal colectividad, cuando, como en esta ocasión, no se ha hecho solidario de lo acaecido, sino que por el contrario lo ha reprobado y condenado enérgicamente en comunicación que ha dirigido a este Comité Regional.

Considerando: Que no teniendo facultades este Comité para imponer una sanción disciplinaria al espectador don Emilio Vega, autor de la agresión al árbitro, señor Gacituaga, procede su expulsión pública como socio del Unión Club de Astillero, lo que deberá ser cumplimentado por la Junta Directiva de la precitada Sociedad tan pronto como le sea comunicada esta resolución federativa.

Vistos los artículos 2, 26, 32, 78 y 85 de los reglamentos Regional y Nacional aplicables al caso:

Fallamos: Que consideramos como no celebrado para los efectos del Campeonato Regional el partido Unión Club Unión Montañesa, el cual tendrá lugar a la terminación de la primera vuelta de dicho campeonato, en fecha que oportunamente se señalara: inhabilitamos a los jugadores don Jesús Pombo y don Juan Villar para actuar en toda clase de partidos de futbol, entre Clubs federados, durante la temporada actual de 1924-1925, inhabilitamos por el término de dos meses, a contar desde la fecha, para celebrar en él partidos de futbol, el campo de juego del Unión Club de Astillero, reservando a dicho Club el derecho a verificar en el mismo, partidos de entrenamiento, a puertas cerradas, con sus jugadores, y concediéndole la facultad de elegir campo federado donde jugar los partidos de campeonato que había de jugar en el suyo, durante el tiempo de la inhabilitación, siempre que cuenta con la autorización del Club propietario del que elije; y por último, imponemos al Unión Club de Astillero, la obligación de expulsar de su organización deportiva al socio don Emilio Vega, expulsión que hará pública, por medio de la prensa local, mediante una nota oficiosa autorizada por su Junta Directiva.

El 14 de octubre, el Unión Club de Astillero, a través de la prensa, da el siguiente comunicado:

Unión Club de Astillero
Aviso

"Esta Sociedad, cumpliendo lo ordenado por la Federación Regional de Cantabria, ha procedido a dar de baja en sus listas de socios, a don Emilio Vega.- La directiva"

Junta general extraordinaria.

Se convoca a todos los socios de la Sociedad Unión Club, de Astillero, para que asistan a la junta general extraordinaria, que se celebrará el próximo jueves, a las diez de la noche, en los locales del Salón Cortabitarte.

En la reunión se tratará del castigo impuesto a este Club por la Federación, con motivo de los incidentes ocurridos en el campo con ocasión del partido del día 5 de los corrientes.

Se ruega la más puntual asistencia.- La directiva."



Cuando se refieren a don Emilio Vega y no indicar el segundo apellido, no puedo confirmar que fuese mi tío. En esa fecha tendría 23 años.

De serlo, no quisiera aprobar su conducta de ese día, pero si le entendería, por su "amor" al Unión Club y más, si entre los jugadores unionistas, estaba su hermano Angel.










jueves, 28 de diciembre de 2017

JUVENIL ASTILLERO - Infantil Real Santander 1954




foto cedida por Paco Benavente

Marito - Demetrio - Pio - Vidal - Rosado - Tomás - Pepín
Chiqui - Juanchu - Benavente - Geniuco - Lezcano




El día 14 de marzo de 1954, se jugó en los campos del Sardinero, el encuentro entre el Infantil Real Santander y el Juvenil del Astillero.

El partido dio comienzo a las 4,30 de la tarde y en un terreno en buenas condiciones para jugar al fútbol.

Los campos registraron poca  asistencia de público y fue arbitrado por el señor V. Sánchez.

Los equipos se alinearon así:

Infantil Real Santander: Lassalle; Angel, Santamaria, Félix; Chirri, Pardo; Marquitos, Santamaria II, Pedregal, Iza y Gómez.

Juvenil Astillero: Pepín; Tomás, Rosado, Pio; Vidal, Demetrio; Chiqui, Benavente, Juanchu, Ruiz (Geniuco) y Lezcano.

Sorprendió la alineación del Infantil, con las bajas justificadas de Ito y Laureano, pero no así la de Pascual, quien atravesaba un buen momento.

A pesar de ello, los santanderinos demostraron una superioridad clara sobre los astillerenses.

Los del Santander dominaron todo el encuentro, excepto los minutos iniciales, en que presionó y pudo marcar el Juvenil del Astillero, obligando al guardameta Lassalle a realizar dos espléndidas paradas a los 10 y 16 minutos.

Poco a poco, fueron cediendo los del Astillero y la media santanderina, Chirri, Pardo y Iza, comenzaron a jugar y mandar en el campo, haciendo intervenir constantemente a la defensa contraria.
Lograron marcar tres tantos en la primera parte. Durante ella se lesionó Vidal, a los 35 minutos, retirándose al vestuario y no volviendo a reaparecer hasta el segundo tiempo.

Tuvo que ponerse de extremo derecha, bajando a ocupar su puesto Lezcano y el de éste, Chiqui, quedando muy mermado el equipo visitante.

En la segunda parte, el Santander, siguió presionando y marcando dos nuevos tantos, pero con menos juego que del primer tiempo.

Por el Real Santander, destacaron: Lassalle, con acertadas intervenciones y los tres de la defensa. En la media Feliz, siendo el más regular.

En la delantera, hubo falta de conjunto, las jugadas las querían resolverlas individualmente.

El mejor Iza, el pequeño jugador que siempre destaca con una labor eficaz.

En el Astillero, no ha podido con la mejor clase de los santanderinos,  perjudicándoles la lesión de Vidal.

Destacándose: Ruiz por su incansable brega, Vidal mientras estuvo sin lesionarse; Pio, en la defensa y el delantero centro, Juanchu.

Los goles fueron marcados así:

Primer tiempo, a los 22, Iza logra el primero; a los 25 minutos el mismo jugador, después de driblar a dos contrarios, consiguió el segundo, después Chirri de un potente disparo, marcó el tercero.

En el segundo tiempo, a los cinco minutos, Iza de cabeza logro el cuarto tanto y los diez minutos en un centro de Iza a Santamaria II, éste logro el quinto y último del encuentro.

A los 30 minutos, fue castigado con penalty el Astillero por detener Ruiz un balón cuando iba a entrar en la meta. Lo tiro Chirri dando en el palo y despejado luego por la defensa.

Este partido correspondía al Campeonato Regional Juvenil fase final , que jugaron los equipos del Real Santander, Nueva Montaña, Besaya de Torrelavega, Vincitor de Torrelavega, C. Hispano y Juvenil Astillero.

Quedo campeón el Infantil del Real Santander y subcampeón el Astillero.

Estos dos equipos representaron a Cantabria en la fase nacional.

Por esas fechas, la selección de Cantabria, había participado en el campeonato nacional y entre los jugadores seleccionados, estaban los astillerenses:

Eugenio Ruiz de la Gala, Pio Palacios Rodriguez, Vidal Antolín Espinosa y Félix Rosado González












jueves, 21 de diciembre de 2017




a los amigos y seguidores de este blog, les deseo



Feliz Navidad
y

Prospero Año 2018




mi nacimiento






























viernes, 15 de diciembre de 2017

ASTILLERO y el medicamento 606





Doctor Ehrlich, en su laboratorio





En 1910, la noticia del hallazgo del nuevo medicamento, conocido como "606", llego a España y también al pueblo de Astillero

Por las fechas de diciembre de 1910, el notable cirujano-operador que se encontraba al frente de la clínica de cirugía del Hospital provincial de San Rafael, don José Palacios, había recibido, directamente del laboratorio del célebre doctor Paul Ehrlich, en Alemania, varios frasquitos conteniendo la fórmula del 606, para las inyecciones contra la avariosis.

Fue el doctor Palacios el primero que en Santander, lo obtuvo el 606 y el primero, como era natural, en hacer con esa nueva fórmula los oportunos ensayos en el hospital de Santander.

El doctor se había distinguido como hombre estudioso, que era, principalmente, lo que hizo al médico y al cirujano, dándole nombre y fama, y al aparecer el 606, fue uno de los primeros que por correspondencia se puso en comunicación con los médicos alemanes que hacían sus estudios en el laboratorio del doctor Ehrlich.

Por eso ha sido el primero que recibió los últimos preparados del 606 y que tuvo la fortuna de ensayarlos junto con sus compañeros y los que eran sus discípulos, los estudiantes de Medicina.

Quedaba por conocer el resultado de estos ensayos, que esperaban fuera satisfactorios.

Una de las tarde de diciembre, se reunieron en la sala de operaciones del hospital el médico director de la clínica, doctor Barbachano; el notable oculista, señor Calella; los médicos señores Pereda, Erasun, Cano Quintanilla, Soleras, Olave, Almiñaque, Viesca y otros, estudiantes de Medicina y algunos curiosos.

Se hizo por el doctor Palacios la presentación del enfermo. Un individuo de quien la avariosis hizo verdaderos estragos, pues presentaba casi totalmente llagado el cuerpo.

Terminados todos los preparativos, y auxiliados por sus compañeros del hospital, el enfermo subió a la mesa de operaciones y el doctor Palacios le dió dos inyecciones, una en la región escapular izquierda y en la nalga del mismo lado, la otra. Es decir, la dosis necesaria en dos distintos sitios, para evitar al enfermo los grandes dolores que habían de sobrevenirle al dar una sola inyección con toda la dosis.

Recomendó este procedicimiento para que el enfermo tenga el siempre un lado libre, aquel en que no se ha puesto inyección, sobre el que pueda descansar las seis u ocho horas primeras, que son las que el dolor es máximo.

El enfermo fué trasladado a la sala correspondiente, y después pasó a la mesa de operaciones una mujer, también atacada de avariosis, y á quien se aplicaron las dos inyecciones en la misma forma que al otro paciente.

Altamente satisfechos del buen resultado de los ensayos y de las explicaciones dada por el señor Palacios, se retiraron del hospital, a las cinco de la tarde, cuantos acudieron a presenciar el ensayo del prodigioso invento 606.

Este medicamento no tardo mucho en recibirse en Astillero, fue la farmacia de Nicolás Pardo (antigua de Aguirre) quien lo había solicitado a Alemania y desde el 20 de diciembre de 1910, ya se podía adquirir en esta "botica".

Por esas fechas de 1910, en Astillero, se encontraban establecidos los farmacéuticos Antonio Arce y Nicolás Pardo.










jueves, 7 de diciembre de 2017

ASTILLERO sus farmacias





farmacia de Antonio Arce, en calle Vista Alegre




La historia de las farmacias o boticas de Astillero, es difícil de conocerlas, pues los primeros inicios data de 1882, según información que he podido conseguir.


En Astillero, en 1882, figuraban tres farmacéuticos: José Adrau, Sebastián Crespo y Francisco Gutiérrez Díaz. La población tenía 1.277 habitantes.
Aunque estos farmacéuticos, también ejercían como médicos.

En abril de 1885, el Ayuntamiento de Astillero, publicó que se encontraba vacante la plaza de farmacéutico titular de ese distrito, para el suministro de medicamentos a enfermos, con una dotación anual de 625 pesetas.
Los aspirantes deberían presentar sus solicitudes acompañadas de certificación de sus títulos académicos.

En 1900, Astillero, con 1.565 habitantes, solo se conocía una farmacia: la de Ramón Aguirre y Larrauri.

En 1903, con 2.880 habitantes, Astillero, contaba ya con dos farmacias: Ramón Aguirre y Nicolás Pardo.
Ramón Aguirre murió el 18.12 1906.

En el año 1910, seguía como farmacéutico, el señor Nicolás Pardo.
En este año, se estableció una nueva farmacia en la calle Vista Alegre, el Licenciado, don Antonio Arce Pérez-Albeniz.

En mayo de 1912, la farmacia que regentaba el licenciado Nicolás Pardo, cuyo local era anteriormente ocupado por su antecesor don Ramón Aguirre, inauguró su nueva instalación con una reforma espléndida.
No había omitido gasto alguno para conseguir poner a la altura de las mejores en el ramo de la farmacia moderna. Llamaba extraordinariamente la atención, el mobiliario y decoración en la parte destinada al público, con un gusto exquisito artístico, como la parte dedicada a laboratorio químicos y especialidades nacionales y extranjeras que obligada a tener por entonces a una farmacia moderna; así como también un gran número de aparatos para la elaboración de los preparados galénicos.
No tardó mucho tiempo, en abrir un nuevo local, junto a la farmacia, destinado a droguería.
En 1912, la farmacia del señor Arce, se traslado a un edificio adquirido por él, en la calle San José.






Por 1917,  estaban dado de altas en la Contribución Industrial y de Comercios, los farmacéuticos: Ramón Aguirre y Antonio Arce. Nicolás Pardo como droguería.

En 1919, don Sebastián Asenjo Pascual sustituye a Nicolás Pardo en la farmacia.
Tendría 23 años, cuando se hizo cargo de ella.

En los años de la postguerra, seguían establecidos Antonio Arce Pérez y Sebastián Asenjo Pascual.

Por 1958,  estaba como farmacéutico don Sebastián Asenjo Pascual y había  prorrogado su vigencia autorizada para ser propietario de su Laboratorio, situado en calle Generalisimo Franco.
El farmacéutico Antonio Arce Pérez, le sustituye su hijo también farmacéutico, don Antonio Arce de la Llama.





En los años 80, es Antonio Arce de la Escalera, quien sustituye a su padre y se hace cargo de la farmacia, hasta hoy.
Viene dirigiéndola con mucho orgullo, al ser la tercera generación de una familia acreditada y reconocida de siempre en el pueblo.

Por parte de Sebastián Asenjo, es su nieta, Ana Gómez Pardo Asenjo, quien regenta actualmente su farmacia en la calle Francisco Diaz Pimienta  nº 11, desde 1998.
El antiguo edificio ya no existe, fue derrumbado en el 2006 y mientras estuvo en construcción, se instaló a otro local situado en la misma calle y ahora a vuelto a su ubicación de origen..
Durante los últimos años de Sebastián Asenjo, estuvo una farmacéutica provisional, hasta que por fin se hizo cargo Ana Gómez.
De la anterior farmacia, que era muy bonita, con muebles decorativos y unos techos preciosos y acogedora, fue reformada para actualizarse siendo ahora más funcional y moderna.

Hoy la farmacia Arce, sorprende al comprobarse como el local actual sigue llamando la atención de muchos curiosos.
Este negocio familiar fue iniciado por su abuelo hace ya más de cien años y aún permanece prácticamente intacta su estructura originaria, con leves modificaciones tendentes a conseguir una mayor comodidad y funcionalidad en el loca.
Entre esas modificaciones, una de las que más llama la atención entre los clientes más veteranos, es la desaparición de una barra estrecha con un remate de mármol que hacía las veces de mostrador y ha sido sustituido por uno más práctico y actual.
La estructura originaria de la planta se modificó también hace años para acoger en su superficie el local que ocupaba la mercería y que también era regentada por la familia Arce.
Pero todas estas modificaciones no han perdido casi nada el diseño original y han permitido mantener el espíritu inicial de sus fundadores, consiguiéndose así una perfecta y equilibrada armonía entre tradición y modernidad, conservación y funcionalidad.
Los modernos y asépticos armarios y estanterías, conviven con los viejos muebles de madera de pinoteca que se extienden de arriba a abajo y circundando las paredes de la botica.
Los frascos y envases actuales comparten las estanterías con viejos tarros de original diseños, que olvidaron hace años su función originaria y se alinean como meros objetos decorativos llenos de sustancias colorantes o productos curiosos, como la bola de opio que contiene uno de ellos.
La farmacia de Antonio Arce, es una parte de la pequeña historial local de Astillero.


Hoy, en Astillero, existen cuatro farmacias, que son:
Farmacia Lda. Maria Antonieta Andrés, situada en calle Industria 96., regentada por Maria Antonia Andrés Dirube.
Farmacia Miralles, en calle Navarra, 1., regentada por Maria Josefa Miralles Vives.
Más las otras dos: Antonio Arce de la Escalera, en calle San José nº 12  y Ana Gómez Pardo Asenjo, en Francisco Diaz Pimienta nº 11


Tengo que decir que Antonio Arce de la Escalera, es un gran amigo, cuya amistad viene desde los años del "Convento"







viernes, 1 de diciembre de 2017

ASTILLERO peluquerías o barberías





Peluquería de los hermanos Hernández Gómez (1957)





Las peluquerías o barberías que han existido en Astillero, es difícil de conocer o tal vez, habría que hacer una investigación a fondo para localizar a todos los que estuvieron establecidos.

En 1903, se tiene constancia de que figuraban en Astillero, las peluquerías de Juan M. Moreno y Carlos Muela.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


En los años 1917, figuraba como contribuyentes los barberos, Juan M. Moreno, Florencio Flores y Isidoro Bellido.
En Guarnizo, Lucio Pérez y Bernardo Martin.
Pagaban cada uno 28,80 pesetas de tributos.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Por 1932, existían Serafín Boco, Fidel Pérez Gutiérrez (en Guarnizo), Eduardo Ramos y Isidoro Bellido López.
En ese año, el municipio tenía 5.355 habitantes.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Por marzo de 1937, en el periodico El Cantabria, aparecia un anuncio sobre una barberia en venta en Astillero.
Esta barberia era de Luciano Espeso, en la calle Prosperidad y que posiblemente fue adquirida por Donato.




-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


En los años 1940, en la calle Prosperidad, estaba establecido Donato, que se le conocía como Nato. Esta peluquería tuvo dos ubicaciones, siempre en la misma calle.
Por esos años, en un primer piso de la calle Churruca, cortaba el pelo a los caballeros y señora, Chucha la panadera.
Había otra peluquería junto a los hermanos Palazuelos, detrás de Quintanal, más bien a lado de la antigua impresa de los Campos. Era de Bellido y era un único peluquero.
Primeramente estuvo establecido enfrente del Ayuntamiento, junto al Banco Mercantil y la alpargatería Diego.
Este barbero, solía ir a las casas particulares para hacer el corte de pelo.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


En el año 1948, y según el Boletín oficial de la Provincia, don Amancio Hernández Gómez (Gildo), había solicitado al Ayuntamiento reparar las persianas del local de peluquería que tenía en arrendamiento en la plaza del mercado, con el telefono nº 120.
Por esas fechas de 1948, ya se conocía en la Plaza del Mercado, a los hermanos Gildo, Vicente y Macario.
De los tres hermanos, Macario, estuvo ejerciendo poco tiempo, llegó a trabajar en Aguilera y después estuvo de encargado en el Cine Pax.
Estuvieron muchos años, hasta que se jubilaron y terminaron por cerrar la peluquería.
En esta barbería iba a cortarse el pelo mi padre.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Uno de los peluqueros más antiguo, Eduardo Ramos, estaba establecido en la calle Industria.
Al señor Ramos, le ayudaba su hijo Eduardo, quien se dedico más al atletismo y terminó siendo empleado del Banco Santander.
El local de esta peluquería era propiedad de la familia Sancha y el arrendamiento lo había contratado gratis a cambio de cortar el pelo a toda la familia, pero estos iban creciendo y decidieron otra solución.
Hoy todavía me recuerdo de esta peluquería del señor Ramos, pues era cliente, aunque no quería que me lo cortase, sino su hijo, pues el "viejo" me daba pánico y el hijo, con sus charlas con los clientes, a veces ni se enteraba que estaba yo sentado en la silla.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
---



A principio de los 70, en la calle Industria, junto al comercio Valverde, se encontraba en un primer piso, el peluquero Joaquin, que se inició con un estilo moderno de acuerdo con esa época.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Ya en 1977, abrió  una peluquería Ricardo, que trajo un nuevo estilo en el corte de pelo y fue muy bien acogido por la juventud.
Fue en la calle 18 de julio, hoy Avenida de España.
La peluquería Ricardo, sigue todavía funcionando con su compañero, José Francisco Maroto.
También en la calle Leonardo Torres Quevedo, existe la peluquería de caballero Pedro.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


En la actualidad en el municipio, existen varias peluquerías "unisex".
Las peluquerías exclusivas de caballeros, ya van desapareciendo y el hombre viene utilizando las de "unisex"
Las de entonces a pasado a ser historia, eran prácticamente un salón de lectura. Los clientes acudían a ser rasurados y a cortarse el pelo con la intención de ojear y ojear el periódico.
Los antiguos barberos eran especialistas en barbas o en bigotes, logrando un modelo al deseo del cliente. Luego se incremento la higiene, la estética y los cuidados para dar gusto a quien se sentaba en los sillones.
Poco a poco, llegaron las batas cortas y de color, el corte de pelo a navaja y el lavado de pelo.





(me gustaria completar o ampliar más información de los peluqueros del municipio, para ello, necesitaria la colaboración de todo aquel que tenga datos para incorporar a este blog. Gracias)